Acerca de

Acciones Sonoras por los Derechos de las Mujeres // Sound Actions for the Women’s Rights

Instalación sonora y visual que presenta la oportunidad de habitar distintas movilizaciones y expresiones en favor de los derechos de las mujeres y de reafirmar el valor personal de cada mujer que haya sufrido cualquier grado de violencia.

La obra permite adentrarse en marchas, reuniones, cabezas, corazones y recuerdos transformados en habitaciones oníricas deformadas por los medios audiovisuales.

Los objetivos fueron: hacer visible y audible la lucha por los derechos de las mujeres, acompañar, integrar, conectar, fortalecer, solidarizarse con la causa, difundir obras creadas por mujeres y generar referentes femeninos en el arte.

En su silencio doliente las gargantas se dejaban ver entre los dientes, vibraciones luchaban por salir desde sus adentros, entre manos que ahorcaban con fuerza.

– ¡Somos personas! – se escuchó de repente. Y un par de manos soltó un poco, se relajó esa garganta liberada, las vibraciones comenzaron a salir con más fuerza, más grandes, más amplias. El silencio se bañó de ruido, las manos empezaron a temblar, y las bocas, supieron que era momento de hablar.

Curadoras: Lucía Chamorro, Laura Rodríguez, Elena Solis, Ingrid Palacios

 

La instalación se montó por primera vez en el Quitapenas, sede del Taller de Forma y Sonido, en el marco del Festival Internacional de Arte Sonoro Monteaudio 17 y estuvo abierta al público durante 3 días. Esta primera instancia de la instalación contó con la colaboración de más de 30 artistas de diversos lugares del mundo.

La unión de las cuatro curadoras surgió dentro del taller tras una propuesta que compartió Lucía sobre la recolección de paisajes sonoros de las marchas del 8 de Marzo de distintos lugares del mundo. Su invitación y propuesta tuvo mucho significado para todas pues al participar de las marchas conocíamos el sentimiento y la imagen de lo que es estar rodeadas por los gritos y cantos de tantas mujeres juntas exigiendo justicia e igualdad. También fue muy importante contar con el espacio del Quitapenas, el apoyo del Monteaudio y con el impulso de Lukas Küne, docente del taller, que durante todo el proceso nos animó a llevar adelante nuestras ideas y estuvo a nuestra disposición.

Para crear la instalación abrimos una convocatoria de materiales que se extendiera a varios tipos de acciones sonoras que apelaran a la lucha por los derechos de las mujeres y su fuerza dentro de nuestra sociedad. Recibimos una gran variedad de obras y registros: desde comuniones enormes de personas gritando y cantando, hasta discursos o interpretaciones llenas de silencios e intimidad. Si bien estábamos abiertas a recibir distintos tipos de materiales quisimos que tuviera protagonismo el sonido, ya que visualmente la mujer está muy expuesta pero no se le dan muchos espacios de escucha. Como artistas y personas conscientes de esta problemática nos parece importante y casi una responsabilidad, generar desde el arte estos espacios, en los que se pueda visibilizar y hacer audible el arte de las mujeres, así como la lucha por nuestros derechos. Poco a poco, con el material, fuimos descubriendo la importancia de compartir estas piezas y grabaciones y cómo cada una reflejaba una lucha y un dolor distinto. Durante todo el proceso intentamos que estuviera presente el principio de sororidad: desde la invitación, la recolección de material, las decisiones de cómo presentar cada uno de los audios y videos, hasta la recepción de los visitantes de la instalación y la escucha de sus devoluciones. Cada momento, cada etapa, estuvo siempre acompañado de un piso importantísimo en nuestras convicciones: la idea de que en esto estamos juntas, todas, y todos.

Con amor, nos dimos la oportunidad de crecer frente a nuestros ojos. Buscando ser siempre fuertes, pero quebradas por el dolor de las noticias diarias, nos juntábamos a sabernos presentes, cada una, un pilar. Levantamos la mirada entre lágrimas y secamos con nuestra mano la mejilla de la otra.

Te amo nos dijimos y sin esperarlo, una gran bola de luz se expandía entre nosotras, gracias a todas y todos aquellas y aquellos, que con gusto y con muchísimo cariño nos apoyaron con material, con palabras, con sonrisas, abrazos y trabajo físico.

Con el formato de instalación la intención fue construir en un espacio habitable un recorrido que permitiera apreciar los distintos registros, obras y acciones sonoras, posibilitando la inmersión tanto perceptiva como corporal de la persona, y así dar lugar a la reflexión y al auto-cuestionamiento de la conciencia sobre el tema, sobre los hechos, sobre la actualidad del problema en la división de géneros.

La culpabilidad de la objetivización de la mujer y el menosprecio de lo femenino recae en todos, mas la ceguera ante el problema es responsabilidad de cada individuo. Como seres humanos luchamos por alcanzar metas y desafiar el destino, sin embargo, hemos fallado en lo más vital, en el reconocimiento de la vida y la alegría común.

Lloran ante la imposibilidad de moverse, las madres, con corazones rotos. Pierden la vida con un nudo en la garganta. Gritando, escuchan su nombre, y entre ecos se esfuman los susurros de la voz que se ha perdido para siempre. Sin culpa, la gente camina a su lado, esperando que acepte la realidad. Pero sufren las madres, hermanas nuestras.

Y gritan las tumbas

y en tu sostén

y en la sonrisa que mantienes

se pierden entre tus dientes los nombres

miles de mujeres.

¿Qué esperamos de un mundo en el que la vida de una persona es descartable sólo por Ser? Nos causa dolor la desaparición de un alma y la brutalidad del asesinato cometido sobre una persona sólo por ser considerada más débil.

La invitación es a dudar de cada día, de cada palabra. A escalar poco a poco a los terrenos de la horizontalidad. Las mujeres somos todas y todos, lo femenino es una fuerza inmensa que nos nutre a cada uno, que nos demuestra la fuerza que tiene lo supuestamente frágil. El llanto descubre la verdadera potencia máxima del individuo. Lloremos, por cada una, por cada uno, por quienes han sufrido opresión por ser y considerarse mujeres.

¿Por qué tenemos que ser luchadoras a cada instante en cualquier lugar que pisemos?, ¿por qué tenemos que exigir respeto de cada uno y una de las personas que nos rodean? Gente con la que crecimos, gente con la que convivimos, trabajamos, estudiamos, viajamos, gente con la que nos cruzamos: siempre exigiendo respeto, siempre inquietas y con miedo, siempre penetradas y violadas por miradas, palabras, presunciones y pre-conceptos. Definidas por la historia, por los estudios de psicología. Paredes nos rodean desde que nacimos y sus miradas y tratos nos oprimen y ridiculizan.

Sí, exigimos ser libres, exigimos la libertad de todos, la libertad de lo femenino y del ser mujer.

Descripción del recorrido

Marchas por los derechos de las mujeres

Recolección de registros sonoros de marchas y manifestaciones bajo la temática de la lucha por los derechos de las mujeres. Todas sonando a la vez, pero cada una en un parlante, combinándose, apoyándose entre gritos las consignas que hemos escuchado una y otra vez, que no nos cansamos de repetir. Imágenes de mujeres marchando, de carteles con las mimas frases que se escuchan a nuestro alrededor. Una habitación de década a la lucha en masa, donde cada voz tiene su propia amplificación.

Colaboran:

Paula Acuña (AR) – Registro sonoro de grupo de copleras de canto libre acompañadas por cajas, en el marco del paro general de mujeres. 8 de marzo de 2017 – Buenos Aires, Argentina.

Felix Blume (FR) – Sonido encontrado durante una manifestación en la Plaza Victoria. 11 de noviembre de 2015 – Valparaíso, Chile.

Lucía Chamorro (UY) – Registro sonoro de la marcha por los derechos de las mujeres – 8 de marzo de 2017 – Montevideo, Uruguay

María Ángela Deglane (PE) y Marco Valdivia (PE) – Registro sonoro de la marcha por los derechos de las mujeres, adaptado e intervenido – 8 de marzo de 2017 – Centro Histórico de Arequipa, Perú.

Tatiana Heuman (AR) – “Juntas” – Pieza que recopila las variadas voces de muchas mujeres que participaron en la marcha del 8 de marzo de 107 en las calles de Buenos Aires, Argentina.

Lukas Kühne (DE) – colaboración con una serie de parlantes portátiles y direccionales, construidos por Lukas, a través de los cuales se reprodujeron las marchas.

Laura Rodriguez (UY) y Elena Solis (MX) – Videos de la marcha por los derechos de las mujeres registrados por Laura el 8 de marzo de 2017 en Montevideo y posteriormente intervenidos por Elena.

Ana María Romano (CO) – “No queremos flores” – Composición sonora creada a partir de registros hechos durante una de las marchas. 8 de marzo de 2017 – Bogotá, Colombia.

Griselda Sánchez Miguel (MX) – Fonografía de la marcha contra las violencias machistas – 24 de abril de 2016 – Oaxaca, México

Vanessa Valencia Ramos (PE) – “Sin discriminaciones ni retrocesos” – Registro de la marcha por la igualdad de género y la celebración del Día Internacional de la Mujer. 8 de marzo de 2017 – Lima, Perú

Vanessa Vargas (MX) – “8 de marzo en Ciudad Juárez no hay nada que celebrar” – Cápsula de audio hecha el pasado 8 de marzo de 2014 en Ciudad Juárez, Chihuahua, México, a las afueras de la Fiscalía Norte, donde el Comité de madres, padres y familiares con hijas desaparecidas sostenían una vigilia por el día internacional de la Mujer Trabajadora, exigiendo la búsqueda de sus hijas y un avance en sus investigaciones.

Valentina Villarroel (CL) – Registro sonoro de la marcha del Día de la Mujer – Concepción, Chile

Karina F. Villaseñor (MX) – “Memoria Volátil” – Grabaciones de diversas protestas callejeras suscitadas entre septiembre de 2014 y septiembre de 2015, en espacios públicos cerrados y a la intemperie en la Ciudad de México, y poema de Manuel Villaseñor.

Bella (BR) – Registro sonoro de la marcha del 8 de marzo – San Pablo, Brasil.

Discussion on women’s rights in Germany // Discusión sobre los derechos de las mujeres en Alemania

Jennifer Fuchs (DE) (registro sonoro) y Tizian Hempel (DE) (registro fotográfico) – Charla con distintas preguntas sobre las desventajas, problemas y situaciones de injusticia que viven las mujeres, sobre el rol de género, los cambios en los últimos años, el significado y enfoque del feminismo actualmente, lo que aún necesita y debe cambiarse. A través de las voces de: Hannah Nobody, Lara Lüdke, Uli Hempel, Tizian Hempel, Fanny Dehnkamp, Jennifer Fuchs – Weimar, Alemania.

Homenajes a Mayara

Pusimos un altar en honor a Mayara, guitarrista brasileña asesinada por su pareja. El material que nos mandaron tenía muchísima fuerza y era tan palpable y palpitante el dolor que contenía, que al igual que nosotras al escucharlo por primera vez, las y los visitantes quedaron muy conmovidos.

Camila Durães (BR) – Grito por Mayara Amaral – “Hice y cree este registro sonoro en homenaje a la memoria de Mayara Amaral, guitarrista brasileña que fue brutalmente asesinada por un baterista con quien Ella tenía una relación. Ellos también tocaban juntos. La mató con martillazos en la cabeza en la noche del 24 de julio de 2017. Mayara también era feminista e investigaba sobre compositoras brasileñas, como yo. El título del registro sonoro es “Grito por Mayara Amaral”. Este registro es mi forma de protestar contra el asesinato de Mayara Amaral, contra los feminicidios, contra la violencia de género que hiere y mata a tantas mujeres. Este registro es mi forma de decir: ¡Basta!” Lugar de registro: Florianópolis, Santa Catarina, Brasil.

Isabel Nogueira (BR) – “Homenaje sonoro para Mayara Amaral” – Versión reducida del registro sonoro de una performance en el congreso ANPPOM 2017 del día 24 de Julio, con improvisaciones de Marana Carvalho, Flora Holderbaum e Isabel Nogueira sobre una pieza sonora creada para la ocasión. También Isis Biazioli leyó un texto de Eliana Monteiro Da Silva.

Aquelarre

Leticia Barrios (UY), Lucía Chamorro (UY), Marie Kruchik (UY), Elis Montagne (UY), Ingrid Palacios (PY), Magdalena Portillo (UY), Laura Rodríguez (UY), Mariana Rosado Vaz (UY) y Elena Solis – Registro de una improvisación colectiva en el marco de una reunión de mujeres en un espacio dedicado a la expresión libre, donde entre todas llamamos a la fuerza interior. Entre gritos, nos uníamos.

The right to entertain yourself – El derecho a entretenerte

Cao Thanh Lan (VN) – Reprodujimos en una televisión los fragmentos de un reportaje que recibimos en el marco del programa de la televisión pública de Vietnam, “Voz de mujer”. Una mujer Vietnamita, buscando accionar la fuerza femenina en su comunidad, decide dictar clases de baile para mujeres en un espacio público, como protesta a la represión social que existe sobre las mujeres que no tienen la libertad de divertirse en público.

Tu no me has creado

NegrøNegrø (ES) – Los bots y asistentes virtuales que utilizamos en nuestras herramientas tecnológicas diarias (Siri de Apple, Cortana de Microsoft, Alexa de Amazon, los asistentes GPS, Irene de Renfe), son representados por voces femeninas también conocidos como fembots. Es, una vez más, una fantasía cultural creada por hombres para la utilización del género femenino como objeto sexualizado al servicio del género masculino. Las grandes empresas tecnológicas crean mujeres autómatas en el desarrollo de sus IA, como cara visible y voz de marca, y a su vez, las mujeres reales apenas suman el 30% de la fuerza de trabajo en el sector tecnológico, según cifras emitidas por Apple, Google, Facebook y Amazon. La pieza que se presenta consiste en una serie de manifiestos sonoros donde podemos escuchar a estos fembots intentando plantear sus propios discursos en pro de los derechos de la mujer y denunciando la desigualdad presente en sus empresas. Empresas que discriminan a la mujer y al mismo tiempo utilizan el género femenino como imagen de marca e innovación tecnológica.

Motas

Ana Laura Pedraja (UY) – Este poema nos llegó junto con su creadora, Ana Laura nos escribió para contarnos sobre su texto, sin embargo ella no tenía ningún tipo de registro que pudiera mandarnos. Así que decidimos reunirnos con ella para ver qué podíamos hacer para incluirla en la muestra. Ese mismo día nos leyó el poema he hicimos un registro sonoro y visual, fue un momento muy impresionante. Cada vez que lo leía, parecía no poder contener su expresividad y sentimientos, como si una fuerza mayor la obligara a hablar con total honestidad al recitar el texto.

En ese momento nos dimos cuenta de que lo que hacíamos venía de una fuerza mayor a nosotras, mayor a este país, a este continente. La palabra sororidad se convirtió en el modo y camino del proyecto.

The Other Side

Dorone Paris (IL) (compositora) y Sylvia Hinz (DE), integrantes del colectivo ArtEquality – Esta obra fue inspirada en la teoría el feminismo de Marylin Fry’s. Ella habla sobre el sexismo como un fenómeno cotidiano, escondido a los ojos de los que no son oprimidos. Lo explica haciendo imaginar a los lectores a un ave enjaulada. Explica que si hacemos “zoom” dentro de la jaula no veremos los barrotes alrededor del ave y hasta tal vez nos preguntemos por qué no simplemente vuela lejos de allí. Es solo cuando vemos desde más lejos a la sociedad que lentamente empezamos a notar que los barrotes están. La obra intenta expresar esa analogía, comenzando con silbidos de aves que lentamente se vuelven más oscuros y oprimidos. La última parte de la pieza incluye los nombres de algunos misóginos de la historia, a quienes la compositora pone “a juicio”.  El final simboliza fuerza, poder y activismo para terminar con esta lucha por la equidad.

La situación es insoportable, el sufrimiento es impronunciable. Silbaron los pájaros,

¡Qué dolor!

las copas de los árboles entendían el mensaje, altas, pudiendo ver todo, se lamentaban.

¡Qué dolor!

Ya no es tristeza, ya no es enojo.

Inexplicable es lo que llevo dentro, incomprensible lo que pasa a mi alrededor.

¡Qué dolor!

Y tras la lucha, estamos todas.

¡Sororidad hermanas!, que hay quienes aún lloran, y con nuestras manos levantadas podemos dar batalla. No es una, no son mil, ¡somos todas!

Anuncios